Tarea 6: Aprendizaje en línea

8 06 2008

¡Hola a todos!

Hoy voy a hablaros de algunas experiencias aprendiendo lenguas en línea, que es la última tarea de la asignatura (Ensenyament de llengües).

Lo cierto es que hoy en día Internet tiene mucha influencia, por lo tanto he sido una de las afortunadas (o desafortunadas según como se mire) que ha experimentado el aprendizaje en línea.

Es cierto que no podemos afirmar que el aprendizaje en línea puede sustituir el aprendizaje en el aula, con un profesor que nos ayuda, que tenga en cuenta los progresos y las dificultades, al igual que un traductor automático (al menos de momento) no puede sustituir una traducción humana. Sin embargo, tampoco podemos negar que es un recurso muy potente y, con un uso correcto (dentro de lo que cabe) puede ser muy eficiente. Personalmente, he utilizado internet tanto para aprender algunos aspectos de una lengua determinada (sobre todo la gramática) como para mantener/recuperar las lenguas que ya conozco.

En el primer caso, dos de las experiencias que recuerdo bien son, por un lado, aprendiendo las declinaciones de alemán en páginas que ofrecen la teoría y unos ejercicios para practicar; y por otro lado, también en páginas similares aprendiendo ruso, ya que es una lengua que entiendo muy bien porque estoy en contacto constante con ella y en casa muchas veces la tele está en este idioma, sin embargo, al haberlo aprendido en una edad temprana y en Ucrania como lengua materna, no tengo muchos conocimientos de la gramática, algo que ofrecen muchas páginas en la Web, y algunas de ellas por y para españoles :). Si bien este aprendizaje es útil, a veces me resulta “aburrido”, ya que no hay comunicación…

Los géneros electrónicos que me parecen muy interesantes ya que interviene la interacción son algunos sincrónicos como el chat y otos asincrónicos como los blogs o webs. En mi caso, estos recursos me “sirven” para mantener los conocimientos de las lenguas que hablo y no tanto para aprender algo nuevo, en todo caso aprendo más bien el léxico. La verdad es que “chateo” con las personas que he conocido en distintos países para mantener el contacto con ellos; y lo mismo pasa con las páginas web o los blogs, ya que me registré en facebook, studievz, myspace u otras para estar en contacto con mis amigos! Sin embargo, aunque con estos recursos mi primer objetivo no es mejorar mis conocimientos de las lenguas, tengo que decir que me ayudan mucho para seguir en contacto con las lenguas.

Podría decir que soy de las personas a quien no le importa pasar su tiempo libre navegando por la red 😛 y si le puedo encontrar la utilidad (aunque sólo sea por justificar las horas que paso delante de la pantalla), ¡mejor que mejor! 🙂

¡Nos vemos en la red! 😉

Anuncios




Tarea 5: Evaluación

7 06 2008

Hola Blocaires!

Hoy vamos a hablar sobre la evaluación, pero antes tengo que admitir que la idea que tenia sobre este tema era muy distinta, de hecho pensaba que la evaluación consiste exclusivamente en una prueba final o_O, pero bueno mejor saberlo tarde que nunca 😉

Evidentemente, como todos, he pasado por esta fase de evaluación cuando aprendía lenguas (¡y sigo viviéndola!)… podría decir que en gran parte las evaluaciones que he experimentado han sido sumativas, ya que casi siempre ha habido un examen final, con un objetivo y más bien cuantitativo. Sin embargo, también he vivido evaluaciones continuadas como por ejemplo en mis primeras clases de alemán (en Alemania) interesaba más lo que aprendíamos día a día, pero la verdad es que he vivido ese tipo de experiencias muy pocas veces. Por lo que comenté, ya se puede deducir que estas experiencias eran básicamente cuantitativas, puesto que (que yo recuerde) la mayoría eran evaluaciones con cifras en relación a una norma, y por lo tanto, más normativas que ipsativas, y sin duda heteroavaluativas!!! Supongo que es debido a que se pretendiera ser lo más objetivo posible, pero creo que igualmente es imposible (por las razones que fuera) ser del todo objetivo evaluando.

Por otro lado, tengo que decir que he hecho muchas pruebas de adscripción, por ejemplo, para hacer clases de catalán en el Heura de Santa Coloma o de inglés en Los Ángeles para que nos distribuyeran según los niveles. También he hecho unos cuantos exámenes de competencia (para el catalán de nivel C, el alemán de nivel C2, etc.), además no sé si esto será un examen de competencia, pero en Suiza y en Alemania, antes de aceptarte como un estudiante en un instituto “normal” teníamos que hacer un examen de lengua (francés y alemán, respectivamente) para comprobar que tenemos los conocimientos suficientes de las lenguas para poder seguir las clases que se imparten.

Las evaluaciones que peor recuerdo son las diagnósticas, ya que solían ser el primer día y nos “estresaba” hacer un examen sin haber estudiado, aunque el profesor repitiera que no es con nota, que sólo sirve para comparar con el final… igualmente nos preocupaba hacerlo =S, aunque ahora creo que sí que eran útiles y no descarto la idea de hacerlo a mis alumnos si algún día soy profesora de lenguas. ^^

Seguramente como todos, he hecho tanto elecciones múltiples como entrevistas orales, escritos, en equipo… pero los que mejor recuerdo son aquellos en que interaccionaba con otros compañeros, concretamente una experiencia que recuerdo bien era una entrevista oral, y se trataba en hacer preguntas al compañero sobre algunos aspectos que habíamos tratado en clase, de esta forma aprendíamos alemán, conocíamos las experiencias de los demás y “disfrutábamos” aprendiendo. J

Otra experiencia de interacción que recuerdo bien porque me llamó mucho la atención fue en la clase de conversación de inglés, en LA, donde cada día dos personas proponían un tema de debate, lo explicaban y luego lo discutíamos entre todos… tan solo faltaba el café para sentirse en la cafetería 😛 pero es una experiencia que recuerdo muy bien porque se aprende mucho de los compañeros, además es muy interesante compartir distintos puntos de vista… Recuerdo que el tema de la “inmigración” fue el más debatido!!! Y me sorprendió que muchos jóvenes suizos (todavía hoy) fueran de la opinión que los inmigrantes les quitan sus tierras, trabajos y que cada uno tenía que vivir en su país o_O… si fuera así, yo ahora estaría en Armenia, con unos conocimientos lingüísticos y culturales limitados… por ello agradezco que no todos opinen igual … open your mind! 😉

Petons!!!





Tarea 3: Metodologías

6 06 2008

Antes de explicar sobre las diferentes metodologías que he experimentado como aprendiz, tengo que admitir (y supongo que esto le pasa a más gente) que nunca me había planteado que hay diferentes teorías lingüísticas o metodologías que se pueden aplicar en la enseñanza… Puesto que en la segunda tarea ya hablé sobre algunas experiencias con diferentes teorías lingüísticas, en esta entrada comentaré algunas de las metodologías que he vivido.

...Para empezar, la metodología que menos me ha servido, en el sentido que ahora se me han olvidado los conocimientos adquiridos, es claramente la de gramática-traducción. Lo experimenté con el griego y el latín… ambas me las enseñaron en el bachillerato basándose en la metodología gramática-traducción (supongo que le pasó eso a todos jeje), ya se trataba básicamente de traducir frases o textos y el temario casi siempre era la cultura de la lengua en cuestión. En esta época me hacía gracia que aquellos que sabían que estudiaba estas lenguas me preguntaban: ¿Cómo se dice “hola”, “qué tal”, “bien”, “adiós” en latín o en griego? Y seguramente acababan concluyendo que en realidad no estudio estas lenguas cuando les respondía “no lo sé” :S jejeje En fin, no critico la metodología aplicada en estas lenguas, porque el objetivo era conocer la gramática y no aprender a hablar puesto que son lenguas muertas, pero no estaría a favor de aplicarla a las lenguas vivas, o al menos no creo que lo ideal sea basarse únicamente en esta metodología.

...Una metodología que me parece interesante es el directo, donde sólo se tiene en cuenta la L2. Una de mis experiencias con este método fue durante el erasmus en Alemania, ya que en una clase compuesta por hispanohablantes y por una profesora bilingüe (español-alemán) se hablaba únicamente el alemán, incluso entre los compañeros. El español sólo intervenía en casos extremos en que ya no había forma de aclarar un término específico en la L2. He aprendido muchísimo de esta forma, sin embargo esto no funcionaría si los aprendices no tienen conocimientos previos de la lengua que se estudia.

Además de estas, también me resulta familiar el enfoque oral y situacional. Que yo recuerde, lo he vivido básicamente cuando en Alemania/Suiza iba a clases de alemán/francés con los demás extranjeros. El caso del alemán es el que mejor recuerdo, ya que las clases se basaban en aprender el léxico para poder comunicarse y no se daba importancia a la escritura y mucho menos a la gramática. Como ya lo comenté en la primera entrada, esta metodología me sirvió mucho para los primeros pasos y para comunicarme en alemán/francés, sin embargo no es muy útil si se quiere hablar bien el idioma… y decir que has vivido en Alemania y no sabías de la existencia de las declinaciones es una situación algo incómoda 😦 … Por último, como lo comentan algunos, a mi también me sorprendió el método “sugestopedia” y tendrá su gracia probarlo ^^ pero creo que sólo será útil para los primeros pasos.

En conclusión, no creo que haya una metodología ideal para aplicarla a las lenguas, sino que se tendría que combinarlas para conseguir un aprendizaje eficaz.





Tarea 2: Teorías lingüísticas y psicolingüísticas

24 05 2008

Hola de nuevo!!!

Hoy voy a hablar un poco de mi experiencia como aprendiz de lenguas y las teorías lingüísticas y psicolingüísticas que he experimentado evitaré hacer una entrada tan larga como la enterior! 😉

Como muchos he sido víctima del conductismo y el mejor ejemplo en mi caso es cuando estudiaba francés en Armenia, ya que había aprendido mil poesías de memoria y no sabía ni una palabra en francés :S y eso que supuestamente iba a una escuela francesa jeje Eso sí, al menos sabía pronunciarlo bien ^^

Sin embargo, la clase que más me gustó de francés ha sido una llamada teatro (en Suiza) donde aprendíamos a pronunciar bien y a hablar rápido así los estudiantes y los profesores formábamos un círculo y tocaba, por ejemplo, decir tres veces seguidas y de forma rápida “Je veux, j’exige et j’exagère” (entre muchos otros) y el que se... equivocaba, quedaba fuera del juego; o bien decir todas las consonantes del abecedario en orden y seguidas de las vocales, es decir, ba, be, bi, bo, bu; ca, ce, ci, co, cu; da, de, di, do, du; etc y ganaba un premio quien lograba ir hasta el final ^^ eran clases MUY divertidas, interesantes (aunque estresantes jeje), en fin, para mí la mejor experiencia de francés, aunque no me gustaba el calentamiento previo, porque hacíamos ejercicios como abrir la boca lo máximo posible, sacar la lengua fuera ¬¬’ y yo entonces sí que era vergonzosa, así que un horror :S jejeje

Sin embargo, creo que he aprendido mucho con el método socio constructivista, sobre todo en mis clases de alemán siempre ha habido ejercicios de interacción social, como por ejemplo buscar en el aula quien ha nacido el mismo mes que tú jeje pero en mi caso, el hecho de haber vivido durante mucho tiempo en muchos países ha hecho que incluso fuera del aula estuviera en contacto constante con la cultura y la lengua en cuestión, y definitivamente es la mejor forma para aprender si no, ¿cómo lo explico que me siento más cómoda mirando películas en armenio, ruso, francés, alemán, castellano y catalán mientras que el inglés ni me lo planteo? jejeje… Creo que tendré que ir un tiempo a vivir en Los Ángeles con mi familia porque todos se sorprenden que sea precisamente el inglés la lengua con la que menos me identifico jejeje

Bueno, lo prometido es deuda así que no sigo explicando más experiencias hoy, si no, no acabaría jejej

Un beso a todos!!! Y ánimos que ya queda poco 🙂

...





Aprender lenguas, conocer culturas para comprender a los demás…

1 05 2008
    ...
    Hola a tod@s!!!… especialmente mi “comunidad” de la asignatura “Ensenyament de llengües” ya que seréis de los pocos lectores que tendrá este blog ;)…
    A continuación intentaré hacer un pequeño resumen sobre mi y mis experiencias como aprendiz de lenguas, pero conociéndome mejor no hago promesas de escribir poco :P…
    ...Nací en Erevan, la capital de Armenia (Հայաստան) y viví allí los primeros 8 años de mi vida. Una de las grandes diferencias con España es que allí la escolarización empieza a los 7, pero yo (y hasta ahora no me explico el por qué!!!) me aburría en casa y a los 6 hice un examen para empezar a estudiar un año antes. Aunque perdí un año de “diversión y libertad” me alegra haberlo hecho porque gracias a eso me dio tiempo aprender mi alfabeto antes de irme de Armenia.
    ...A los 7 nos fuimos a Ucrania (Україна), donde vivimos más de 2 años y tuve la oportunidad de aprender el ruso, la segunda lengua de mi país, y del ucraniano lo poco que me quedó son algunas palabras básicas y la comprensión. Volvimos a Armenia y volví a repetir el año académico que ya había hecho porque no tenía conocimientos suficientes del idioma para ir con estudiantes de mi edad, con lo cual los 4 primeros años de mi vida académica hice dos veces el 1º y dos veces el 2º… y mi sueño era llegar al 5º para decir “vivo en el 5º piso y voy al 5º”, cosas de niñas :P… pero nunca llegué.
    ...En aquella época, tras el terremoto y los cambios políticos, casi todos mis familiares se fueron a Los Ángeles a vivir (como muchísimos otros armenios), pero mis padres querían algo diferente y por ello decidieron ir a Europa… cualquier lugar, cualquier país, en busca de aquella democracia que se iba perdiendo en nuestro país… Así cuando tenía 10 años nos fuimos a Alemania (Deutschland), el viaje más largo que recuerdo puesto que pasamos por Italia y Francia, aunque admito que es de los viajes que peor recuerdo ya que con el armenio y el ruso nadie nos entendía (¡claro!), quizás por eso fuimos a Alemania, donde había (y sigue habiendo) muchos turcos, un idioma que domina mi madre por razones históricas. Tampoco tengo buenos recuerdos de Alemania, no sé si el comportamiento hacia los extranjeros habrá cambiado ahora, pero hace 12 años se intentaba alejarlos de los alemanes, por ello los primeros meses tuve que ir a una guardería, donde había desde niños de 5 años hasta jóvenes de 16, todos extranjeros claro, aunque más tarde ya tuve la suerte de poder asistir a clases de alemán para poder aprender el idioma. El método de enseñanza era muy bueno para la expresión y la comprensión de la lengua, pero se basaba mucho en el vocabulario y nada en la gramática, razón por la cual me sorprendí cuando en la universidad la profesora nos habló de declinaciones (¿?), con lo cual ese método no es el adecuado para hablar bien un idioma, además de que estar en un ambiente donde nadie habla bien la lengua no es la mejor solución para un aprendizaje eficaz. Uno de los mejores días que recuerdo en Alemania fue cuando mi profesora me comunicó que ya tenía conocimientos suficientes de la lengua para ir a estudiar con los alemanes, nada más y nada menos que en 5º 😀 pero la noticia la recibí un viernes, y el domingo nos fuimos del país… el destino.
    ...Fuimos a Suiza (Suisse / Schweiz) cuando tenía 11 años, en la parte que se habla alemán para “aprovechar” que ya tenemos conocimientos de la lengua, pero al cabo de unas semanas acabamos viviendo en la parte francesa… adiós al alemán, ahora le tocaba al francés. De nuevo, tuve una experiencia similar ya que allí también se consideraba que no se puede ir a clase con los suizos sin conocimientos de francés. Después de hacer clases intensivas de francés en varias ciudades, me admitieron a la escuela con los suizos… parecía la mejor noticia hasta que me comunicaron que tengo que ir al 8º (3º de la ESO en España) y por la edad me tocaba ir al 6º… el argumento era que me hacían un favor porque así acabaría antes los estudios obligatorios y podría trabajar, además de que estaría con mi hermana para no sentirme sola. Como estudiante estoy muy satisfecha de la educación que recibí, porque enseñaban más bien a comunicarse en la lengua, aunque igual que en Alemania enseñaban mucho vocabulario y muy poca gramática, además de que todo el material era gratis y pagaban por cada asignatura en que el estudiante tuviera la mejor nota (algo que motiva mucho). Ese método no sirve si se quiere hablar correctamente una lengua, pero es muy útil para los primeros pasos como aprendiz de idiomas. Sin embargo, como persona fue una experiencia más bien decepcionante, porque no creo que la mejor tarea del profesor sea aconsejar al estudiante que no siga con los estudios ni que no se esfuerce porque no vale para estudiar. Creo que del profesor dependen mucho las futuras decisiones de los estudiantes ya que influencia mucho en éstos, por lo tanto debería motivarlos e intentar ayudarlos para mejorar y cumplir las metas… supongo que es más fácil decir que no vales… En realidad no me quejo de ninguna de las cosas que me pasaron, porque opino que se lucha más por conseguir algo cuanto más cuesta, y por supuesto que se valora mucho más… y en mi vida académica conseguir el título de la ESO a los 14 años y obtener la nota para entrar al bachillerato (hacía falta un 7,5 para entrar al llamado Raccordement) fueron los primeros objetivos que más ilusión me hizo cumplir, así como recibir las felicitaciones de aquellos profesores que me aconsejaban dejar los estudios.
    ....No acabé el bachillerato en Suiza porque nos fuimos a Francia (France), donde nuestra estancia sólo duró unos meses. Hice un examen para entrar a lycée, me admitieron, pero no llegué a ir porque decidimos dejar la aventura y volver a Armenia… Antes de volver nos invitaron a España para pasar la noche vieja en Barcelona. Así, a los 15 ya estaba aquí, pasando los últimos días en Europa antes de volver a casa. Ya habíamos enviado todas las maletas cuando mi padre se ilusionó porque unos españoles le habían enseñado el camino con muchas explicaciones y con detalle… la decisión fue “será el último país, nos quedamos, si no nos gusta ¡volvemos seguro!”. Ya llevo 7 años aquí, y sin duda ha sido la mejor experiencia… y no lo digo sólo porque la mayoría de mis lectores sean españoles ;)… Primero me sorprendió que no hubiera una clase para los extranjeros, con lo cual fui con los españoles al 4º de la ESO, lo que facilitó enormemente mi aprendizaje del español, segundo me sorprendieron los estudiantes, porque no me tenían miedo, porque intentaban ayudarme con todo a pesar de que no hablara su lengua, pero sobre todo me sorprendió la actitud de los profesores… por lo positivo que se mostraron, por animarme a estudiar bien porque confiaban en que llegaría al Bachillerato e incluso a la universidad, pero yo lo veía demasiado lejos… Mi idea era repetir el 4º dos veces para aprender los idiomas, y hacer cuatro años de Bachillerato para poder aprobar todo… pero creo que la confianza que tenían los profesores en mí me obligó a dejar esa idea de “repetir”, esforzarme hasta conseguir mis objetivos y aunque para vosotros haya sido un proceso normal, para mi fue otro sueño cumplido saber que me admitieron en la universidad, porque en Suiza ni me lo llegué a plantear.
    ...Si comparo el nivel de la ESO de aquí con Suiza, tengo la sensación de que aquí se exige menos al estudiante, pero puede que sea por la época, porque parece que cada año se facilita más el temario… En cuanto al inglés, por primera vez para enseñar una lengua extranjera se enseñaba más la gramática, mucho más, de hecho todos los temas trataban algún aspecto de la gramática. Este método está muy bien para hablar la lengua adecuadamente, pero creo que basarse sólo en las reglas y las excepciones no es muy práctico y al cabo de un tiempo se queda en el olvido. Ahora bien, en España también asistí a clases de catalán en el Heura durante 4 años, y estoy muy contenta con el método y lo recomiendo a todos los que queráis aprender la lengua ya que trata tanto la gramática, como el vocabulario, la pronunciación, la comprensión e incluso aspectos sociolingüísticos o variaciones en los diferentes dialectos. De la universidad, tengo la sensación de haber aprendido mucho más el alemán que el inglés, creo que los métodos han sido muy parecidos, pero opino que en alemán la necesidad de aprender con calma la gramática es mucho mayor porque presenta más dificultades, mientras que en inglés parecía que algunas clases se repetían porque no hay la misma necesidad de que enseñen dos veces la misma regla o excepción, mientras que en alemán creo que sí.
    Si tuviera que sacar conclusiones de todas las experiencias que he vivido aprendiendo idiomas, creo que el mejor método fue lo que me enseñaron en el Heura, ya que no tienes ni la sensación de aprender mucha gramática sin saber hablar el idioma, ni tampoco saber mucho vocabulario y hablar gramaticalmente mal. Además, soy de la opinión de que aprender nuevas lenguas acorta las distancias entre dos culturas, con lo cual es muy importante que además de aprender los aspectos lingüísticos, se interese también por la cultura, la historia, las variaciones de la lengua, entre otros aspectos claves.
    En resumen, creo q si volviera atrás y pudiera elegir mi vida, no cambiaría casi nada de ella, a pesar de los “malos tiempos”, a pesar de estar lejos de mis familiares, entre otras cosas… agradezco la oportunidad de haberme enriquecido como persona, a nivel lingüístico y cultural.
    De momento eso es todo, prometo que la próxima vez seré más breve ^^